Reflexiones sobre el ” Y Más “

Madespymas = Madre Esposa y Más …

Parece que no hace falta explicar en estos momentos las dos primeras palabras, pero y el “Más”.

En ese “Más” he querido incluir el Hija, Amiga, Hermana, Sobrina, Prima, Nieta, Tía, Nuera, Cuñada, Vecina, Compañera, Trabajadora, Cocinera, Repostera, Costurera, Lectora, …, y valga la redundancia, muchas más…

Y es curioso, pero llevo una temporada, que unas pocas acepciones me están llevando de cabeza. Por no decir dos.

Parece un sin sentido que seamos las personas que somos gracias a un montón de facetas que componen nuestras personalidades y que de pronto muchas dejemos de valorarlas para centrarnos en otras en que empezamos a no sentirnos cómodas.

Cuando miras  alrededor y ves gente que tiene malas experiencias a cualquier nivel, piensas en un montón de cosas positivas que se pueden sacar de ellas. Siempre he pensado que cuando se cierra una puerta se abre después otra mucho mejor. Debe de ser porque esas puertas las he abierto y cerrado más o menos a mi antojo. Controlando yo la situación. O al menos, eso yo creía.

Ahora mismo tengo la sensación de que un montón de puertas se abren y entornan a mi alrededor pero no consigo darme cuenta si se van a cerrar para bien o para mal. Una conciencia pesimista me dice que cuidado. La conciencia optimista me dice que lo que tenga que ser será y ya se verá. Que viva el momento según me dicte mi conciencia cada día.

Y mientras me planteo que hay opciones. Pero esas opciones me harían renunciar a una baja maternal completa de 16 semanas seguidas. Me harían tener la sensación de estar renunciando a unos derechos que ha costado conseguir muchos años. Y lo peor de todo, me harían sentir que estoy fallándome a mí misma, a mis valores, ¿o no?¿ O esto es lo  hago por puro egoísmo por no querer compartir ese tiempo con el padre?

Y encima con un mercado laboral como el actual, que el descolgarse puede significar no poder entrar en un medio o largo plazo…

Se me vienen a la cabeza palabras como lactancia, conciliación, maternidad, paternidad, responsabilidad laboral, racionalización de horarios, impotencia, rabia, proyecto de vida… y me doy cuenta una vez más que hay muchas trabas para poder disfrutar de la maternidad si quieres tener trayectoria profesional en muchas de las empresas que componen nuestra sociedad.

4 Comentarios en Reflexiones sobre el ” Y Más “

  1. @Mousikh
    29 abril, 2012 at 22:20 (7 años ago)

    Es triste pero es así. Es una decisión complicada. Suerte y que lo que elijas sea lo que mejor os beneficie a todos. Bedis

    Responder
  2. Catalina de mamatambiensabe
    30 abril, 2012 at 10:47 (7 años ago)

    Dura encrucijada, lo que decidas hazlo con el corazón… escucha tu intuición (sin los ruidos e interferencias externas que a veces obnubilan nuestro juicio). Piensa que la vida es corta y el tiempo no se puede retroceder…ánimo!.

    La lucha por mejorar las condiciones de conciliación va en marcha, pero solo se podrá dar con un cambio real en la mentalidad de quienes componemos el colectivo social.

    Responder
    • Madespymas
      1 mayo, 2012 at 10:18 (7 años ago)

      Ya ves, qué irónico, metida en cosillas de conciliación y mira con lo que me toca lidiar, y por segundo embarazo!

      Está claro que tenemos que luchar por lo que queremos pero es muy duro pasar por esto en primera persona porque te rompe momentos de disfrute de la experiencia vital que es el embarazo.

      Gracias por tus palabras.

      Responder

Responder