Posts Tagged ‘silencio’

Silencio, angustia , miedo #minirelato

La puerta se cerró. Echó el cerrojo y la llave. Miró al suelo. La cabeza le palpitaba. No podía ser. No había silencio. No, allí no.

Un segundo, dos segundos, tres segundos… El corazón palpitando. La angustia subiendo. Las lágrimas fluyendo.

Se dejó caer en el suelo. No era un sueño.

20131009-101702.jpg

#150palabras Su pequeño sueño: globo, flor, sonriente

Carlota sonrió cuando la sirena del recreo sonó. Por fin saldría al patio y vería a Javier. Era uno de los momentos del día que más le gustaba. Ese cruce de miradas mientras cada uno de ellos estaba con su grupo de compañeros de clase. Risas cómplices. Sonrientes sensaciones.

Hacía semanas que venían manteniendo esa pequeña rutina. No conseguía recordar el día exacto del inicio… No era fácil saber si esos sentimientos durarían mucho tiempo.

Salió al recreo. Le vió. Y de pronto él pareció acercarse a ella. No lo podía creer. Se sintió flotar. Como si fuese en globo. Él – Ella.

– Hola Carlota.

– Hola Javier.

– Feliz día del libro. Espero que te guste. – y le tendió un pequeño paquete y una flor.

Carlota lo abrió. El título era ” Su pequeño sueño” y dentro tenía la siguiente dedicatoria: ” En estos momentosque te miro sé que mi pequeño sueño se está haciendo realidad. Javier”

globo flor sonriente

————————————————————————————————-

Cuando no queda nada #microrelato

Se hace el silencio.

Miradas perdidas.

Dolor. Temor. Desconfianza.

Una lágrima resbala por la mejilla dejando un surco dibujado en la cara al caer.

Ya no hay sonrisas. No hay caricias, ni besos.

De su amor, ya no queda nada.

20130307-083952.jpg

Silencio en mi interior , sobre ilusión y desesperación

Este fin de semana no he podido dejar de pensar en lo dura que es la vida. En lo rápido que pasamos de una sonrisa, de un momento de ilusión y felicidad a la más absoluta de las tristezas, a momentos de desesperación y desilusiones.

Hablando de ilusión: qué nos puede llevar a encontrar regocijo en romper la ilusión de alguien por algo? Esa cara de un niño pálida, con los ojos abiertos como platos primero, y llenos de lágrimas instantes después al pensar que toda su vida es una falsa. Es una imagen que me da miedo. Que a la fecha he recreado alguna vez que otra en mi cabeza.

Porque de pronto, su cabecita entrará en un mini bucle: si esto es mentira entonces todo lo que me cuentan papá y mamá es mentira por lo que no me puedo fiar de ellos y por ende estoy solo. Y lo pasará mal, muy mal. Y todo por culpa de algún niño al que le han roto la ilusión y ha decidido hacer lo mismo con otro niño. No lo entiendo. Todos tenemos que crecer. Pero creo que ser adultos no implica perder ilusión.

Sobre la desesperación : como se prepara uno para recibir una dura noticia? Cómo vivir el duelo por un ser querido ? Dónde está escrito que no poder tocar , besar , acariciar a un ser hace que su pérdida no sea igual de dolorosa que la de un ser con el que hemos podido compartir lo anterior? Por qué en esos casos el duelo se vuelve casi un tema tabú?

No dejo de darle vueltas. La vida es dura. Y lo más duro es perder la ilusión, la esperanza, la alegría , que para mí la mayoría de las veces es el motor para vivir. Porque sin ellas la desesperación, la tristeza y la frustración son difíciles de superar y manejar.

Cómo lo vives tú?

20130207-160613.jpg

Madre : Agradecida

Pocas sensaciones son tan placenteras y relajantes como mirarte dormida, sentirte respirar a mi lado…
Sentimientos tan tiernos se despiertan en mi interior al estar aquí sentada sintiéndote, escuchándote.
Me encantaría acariciar esa mejilla, besar esa manita, pero no quiero que nada pueda interrumpir este sueño relajado que estás disfrutando, que te hace mostrar mil muecas.
Se me podría ir la mañana así.
La experiencia no es única, ni es la primera vez que la disfruto, y sonrió al pensar que me sigue emocionando.
Eres la tercera, y me has ayudado a revivir muchos momentos disfrutados con tus hermanas y te estoy agradecida, porque se pasan tan rápidos los días, se olvidan tantos besos y gestos y sonrisas y juegos y …
Gracias a ti he podido volver a tener momentos de silencio a mi alrededor en los que sólo estamos tú y yo, juntas, sin más ruido que tu tranquilo succionar al mamar. Y ahí, en esos silencios, he podido ir haciendo un viaje interior y pararme a valorar los cambios de estos años y confirmar que los valores y prioridades que hace casi nueve años recoloqué en mi vida, en nuestras vidas, fueron muy adecuados y acertados, aunque haya veces que con el estrés diario me ponga a dudarlo.
¡Ha sido necesario que llegases tú, para hacerme parar de nuevo no sabes cuánto te lo agradezco!

20120927-110453.jpg

1 2 3