Archive of ‘Retos’ categoría

La elegida ( sueño, espejo, variación ) #150palabras

La pequeña despertó con una sonrisa. Acababa de tener un sueño precioso. Bajó de la cama y se puso a buscar entre sus juguetes el pequeño tocador de muñecas que tenía ese espejo en el medio rodeado de pequeños stickers brillantes que parecían diamantes. Al fin lo encontró, lo volvió a mirar para asegurarse que era ese, y salió corriendo en busca de su mamá.

– ¡Mamá ! ¡Mamá! ¡Mira lo que tengo!

La pequeña frotó el espejo para dejarlo muy limpio y brillante y se lo enseñó a su madre que sonrió.

(más…)

Luchando contra la rutina (Entonces, soberbio, señal : #150palabras )

Salió corriendo de casa. Eran las siete. No había tenido señal alguna en todo el día de Louis.
Llevaba diez minutos andando y se paró. Tenía que pensar.

Se sentó en la acera. Trató de recordar.

– Celia – había dicho él la noche anterior

– ¿Sí ? – contestó ella mientras terminaba de preparar el dossier de la reunión del día siguiente.

– Llevo unos días preocupado. Algo ha vuelto a mi vida, y necesito que vuelva a salir.

– Uhm… Uhm… – asintió ella. Repasó de nuevo el dossier: sería una presentación soberbia.

Cuando se acostó, él ya dormía.

Al despertar sólo encontró un sobre con una nota: ” Suerte en la reunión. Si antes de las siete no me he puesto en contacto contigo, quedamos donde la última vez me besaste”

Entonces ella entendió sus palabras: era la rutina. Lo que había vuelto a su vida. Cerró los ojos: la estaría esperando sentado en aquél banco.

 

 

 

El día : mochila, lápiz, fruta ( #150palabras)

Por fin era el día. Había llegado. Tantos meses preparándose para esa prueba de nivel. Tantas ilusiones que dependían de los resultados de ese examen.

Cerró los ojos. Sonrió. Esa tarde por fin podría darse un pequeño descanso después de dos años de vida casi monacal. Saldría a pasear. Esa semana habían puesto el mercado de frutas. Se perdería entre los puestos de mil y un colores y aromas. Descubriría nuevos frutos para sus guisos y ensaladas. (más…)

150 palabras Feliz Navidad, Feliz Soledad ( viento, amable, cartón )

La pequeña miró hacia el suelo, no podía ser que hubiese un señor tumbado en el suelo con más cobijo que una caja de cartón sobre la que descansar y con la que arroparse con el frío que hacía en la calle.

– Mamá, ¿ por qué ese hombre está ahí tirado? ¿ por qué no se tumba en su casa? – preguntó la pequeña a su madre.

– Porque lo mismo no tiene casa cariño – contestó la madre

20131223-092421.jpg

– Pero mamá, ¿ cómo no va a tener casa ? Tendrá unos padres, o unos hermanos, o unos primos, o unos amigos… – insistió la pequeña

– Puede que los tenga, pero que estén en otra ciudad – le dijo la madre tratando de acelerar el paso y con voz amable

– Entonces, ¿ está sólo? ¿ y quién le da un beso de buenas noches y de buenos días? ¿con quién come y desayuna? ¿quién le va a ayudar si el viento se lleva sus cartones?

#150palabrasx Reviviendo sus sueños o realidades ( nata, vara, dedo)

Otra vez volvía a estar allí de pie, frente al espejo, erguida como una bella vara. ¿ Cuándo había sido la última vez que se había contemplado en el espejo? No era capaz de recordarlo: diez minutos, tres horas, veinticuatro horas, dos días…

Pasó delicadamente los dedos por el filo del espejo mientras se observaba y entregaba al momento…

Entrecerró los ojos, y notó que aquellos olores y sensaciones volvían a ella: Seguía la magia en el cuarto, seguía el sabor dulzón de la nata en sus labios.

Se autoabrazó, cruzando los brazos sobre sus pechos. Recordó sus besos en el cuello, bajando lentamente por su espalda, girando lenta y delicadamente por su cadera… hasta posar lentamente sus labios en el vientre.

Sonrió. Abrió los ojos. Miró el reloj. Estaba al llegar. Era afortunada. Lo sabía. Veinte años después seguía sintiendo una descarga eléctrica en su ser al pensar en él.

Dandocoloralosdias Madespymas

Dandocoloralosdias
Madespymas

1 2 3 5