Momentos inolvidables : concierto Alejandro Sanz

Hay momentos inolvidables, que están destinados a permanecer en tus retinas durante un largo tiempo. El concierto de Alejandro Sanz “Más es Más” del pasado sábado 24 de junio ( de 2017) será uno de esos momentos. ¿Por qué? Pues mis principales motivos son:

– en primer lugar porque creo recordar que uno de los primeros conciertos a los que asistí con el Santo en aquellos años mozos, de responsabilidad cero y juventud infinita, fue de Alejandro Sanz; es cierto que el pobre no lo gozó demasiado (aún puedo verle allí sentado en el palacio rodeado de féminas en pie cantando, dándolo todo, y él sin moverse con un careto alucinante ). Debo confesar que fue una de las primeras veces que no le vi disfrutar con algo y una de las pocas en que lo ha manifestado de un modo tan rotundo en todos estos años. ( Imagino que a pesar de tanta santidad implícita en aquellos días aún le faltaba un poco de ella )

  

 
– en segundo lugar porque se desarrolló en un sitio emblemático para mi Santo y mis peques: el estadio Vicente Calderón; desde que se te enteraron de su cierre y demolición ha habido comentarios de todos los tipos pero sobre todo de tristeza y pesar en casa. Este 2017 ha sido hasta un poco agónico sobre todo para mi peque Mayor y el Santo. Han vivido los últimos partidos ahí jugados por su equipo cargados de ilusión pero con muchísima pena, ya que cada partido lo veían como una cuenta atrás para el final de su preciado estadio.

– en tercer lugar, porque me encanta volver a sentir emociones y sensaciones. ¿Por qué? Pues no sé si porque a veces me parece mentira haberlas tenido o simplemente porque he olvidado que soy capaz de seguir teniéndolas. Escuchar el inicio de unos acordes y recordar estrofas; transportarme a momentos de la vida que no recordaba… es una de las mejores experiencias que se pueden tener, o que al menos yo tengo.

 Y vivir eso durante unas dos horas y media seguidas es un buen chute de energía que permite recargar baterías en una época del año intensa como es el comienzo de las vacaciones de las peques y el dichoso mes de julio ( esto último da para otro post si es que no ha dado ya…)

– y en cuarto lugar porque tuve la suerte de poderlo compartir con el Santo, que esta vez a diferencia de la primera no lo pasó a “cara perro” y es más hasta tarareó alguna canción ( menos de las que él creía, según me ha confesado) y para mí eso ya es un punto súper a favor para no olvidarlo: concierto de 20 aniversario de Alejandro Sanz , último concierto en el Templo y acompañada del Santo, el mejor compañero posible para un eventazo de este calibre .
Y tú, ¿estuviste en el concierto o te quedaste con las ganas? ¿Tienes algún momento de este estilo grabado en tus retinas?

Responder