Archive of ‘Relatos’ categoría

Micro relato I: Silencio … Miedo 

IMG_4047-0

Así fue:

La pequeña cerró los ojos y apretó con fuerza los puños, no podía llorar, no allí, no la tenían que oír.

Contó de cinco a cero: cinco, cuatro, tres, dos , uno, cero. Silencio? No. Su corazón seguía desbocado.

  Tomó aire, se tapó la cabeza con la sábana y contó de diez a cero: diez, nueve, ocho, siete, seis … Y escuchó un fuerte grito procedente de la habitación de arriba. 

Trató de recordar por donde se había quedado pero no hubo suerte. Decidió empezar de nuevo. 

Volvió a tomar aire, apretó los puños para que la sábana no se le escapara y comenzó: diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero. Silencio? Empezó a escuchar su corazón más lento y pausado. Abrió los ojos a la vez que abría los puños, se sobresaltó y lloró. 

Una noche más, la pesadilla había acabado.

Relatos : Sensaciones de adolescente I

Cerró los ojos.

Podía escuchar en su cabeza aún la conversación de la noche anterior.

Esos nervios, esas inseguridades, ese miedo ante lo desconocido…

Trató de recordar cómo se había sentido ella casi treinta años antes. Tenía tan enterradas esas sensaciones que no conseguía volver a ellas para tratar de aconsejar y aplacar aquella pequeña angustia que su pequeña le transmitía.

Volvió a abrir los ojos. Se miró en el espejo. Encontró la mirada de aquella chica de trece años madurada por la experiencia de algunos años sobre sus hombros, que se había traducido en pequeñas marcas de expresión ; pero acaso aún no la acompañaban algunas de aquellas sensaciones en su día a día actual?

Cual Ave Fénix

Se quedó sentada mirando al infinito.
Sus ojos clavados en la línea que unía el mar con el cielo.
Ya no quedaban lágrimas para (más…)

La elegida ( sueño, espejo, variación ) #150palabras

La pequeña despertó con una sonrisa. Acababa de tener un sueño precioso. Bajó de la cama y se puso a buscar entre sus juguetes el pequeño tocador de muñecas que tenía ese espejo en el medio rodeado de pequeños stickers brillantes que parecían diamantes. Al fin lo encontró, lo volvió a mirar para asegurarse que era ese, y salió corriendo en busca de su mamá.

– ¡Mamá ! ¡Mamá! ¡Mira lo que tengo!

La pequeña frotó el espejo para dejarlo muy limpio y brillante y se lo enseñó a su madre que sonrió.

(más…)

Luchando contra la rutina (Entonces, soberbio, señal : #150palabras )

Salió corriendo de casa. Eran las siete. No había tenido señal alguna en todo el día de Louis.
Llevaba diez minutos andando y se paró. Tenía que pensar.

Se sentó en la acera. Trató de recordar.

– Celia – había dicho él la noche anterior

– ¿Sí ? – contestó ella mientras terminaba de preparar el dossier de la reunión del día siguiente.

– Llevo unos días preocupado. Algo ha vuelto a mi vida, y necesito que vuelva a salir.

– Uhm… Uhm… – asintió ella. Repasó de nuevo el dossier: sería una presentación soberbia.

Cuando se acostó, él ya dormía.

Al despertar sólo encontró un sobre con una nota: ” Suerte en la reunión. Si antes de las siete no me he puesto en contacto contigo, quedamos donde la última vez me besaste”

Entonces ella entendió sus palabras: era la rutina. Lo que había vuelto a su vida. Cerró los ojos: la estaría esperando sentado en aquél banco.

 

 

 

1 2 3 9