Archive of ‘Madre vs Hija’ categoría

” Tú tienes más” y otras tonterías que aguantar 

IMG_5178-0

¿ Tienes más de un hijo? ¿ Estás cansado de comentarios sin sentido de padres que, como sólo tienen un polluelo, sí que saben lo que es sufrir al verlo enfermo o irse unos días fuera? Si las dos respuestas son afirmativas , sigue leyendo. Si no lo son, te pediría que también siguieses leyendo porque nunca está de más conocer los sentimientos de otros, ¿no crees?

En estos días … de gestionar el día a día de esas largas vacaciones estivales de los niños frente al mes de los padres, en los que muchos tiramos de campamentos y/o abuelos. 
En estos días … de separaciones casi forzosas para muchos de nosotros, que nos remueven por dentro al separarnos de nuestros polluelos por periodos de tiempo relativamente largos ( sí, para esta madre estar más de siete días sin ver a alguna de sus peques lo es) 
En estos días … hay que aguantar además comentarios que molestan o duelen como madre y encima provienen de otras madres o padres, y son los del tipo ” Bueno a ti todavía te queda una” y/o ” Bueno tú tienes más así es que no lo notarás” 
Recuerdo todavía un comentario que me dolió muchísimo en su día. Por aquel momento sólo tenía a las dos peque mayores, y la mayor debía ir a segundo de infantil, tendría unos cuatro añitos. Y se iba de excursión. Y recuerdo a una madre de una niña diciéndome ” espero que no les pase nada porque tú tienes dos pero yo sólo tengo una” . Le he dado muchas veces vueltas a este tema. Pensé en ese momento que mi corazón y el suyo si les pasase algo sufrirían igual

La única diferencia, es verdad, es que yo seguiría teniendo un motivo para seguir levantándome y luchando cada día. Pero mi corazón estaría igualmente destrozado. Y esto es algo que a veces me duele, que se presuponga que por el motivo de tener varios hijos tu intensidad de cariño o de sufrimiento si les pasase algo es menor. Mi tiempo de dedicación exclusiva seguro que es menor, pero quiero pensar que mi cariño y amor no.

Es cierto que ser familia numerosa da mucho juego para tener que aguantar un montón de comentarios fuera de lugar desde el mismísimo momento en que lo anuncias o bien se manifiesta por si sola la situación. 
Pero no sé como hacerle ver a la gente que mis hijas son insustituibles y únicas y que cuando una no está, sea por el motivo que sea, y eso que hasta la fecha las separaciones han sido por ocio y placer, el resto de la tribu la echamos de menos

  
Y se la echa de menos durante todo el día y en cualquier momento , aunque eso no suponga ni mucho menos ir con la lagrimilla al aire todo el día ni con cara de setas, para nada, que la vida continua y hay que vivir cada día aunque haya ausencias. Pero tu hija va a poner la mesa y sigue poniendo cinco vasos y de pronto se da cuenta y te sonríe; sales a dar un paseo y nombras a las tres a la puerta; te pones a charlar de algún tema y recuerdas lo mucho o lo poco que le gusta al que falta o lo que pensaría o diría de ello; planeas salir al cine y vas si sabes que esa película no es suficientemente apetecible para el que falta esos días… Seguro que todos tenéis un montón de ejemplos de este estilo tengáis uno, dos, tres o siete hijos… 

Y como no, te levantas y acuestas y te falta ese beso y ese abrazo de buenos días y de buenas noches…y no haber escuchado su voz…

Y es que muy señores míos, aunque “tenga más”, cada hijo es único, cada hijo tiene un hueco de nuestro corazón, y como tenemos la suerte de tener un corazón de capacidad infinita, que cuanto más amamos, queremos y respetamos más enorme se hace y mayor capacidad tiene, pues mis tres hijas tienen todas su hueco especial en él, y me da lo mismo que tengan la edad que tengan, siempre lo tendrán y siempre las echaré de menos y su ausencia nunca podrá ser sustituida por ninguna de sus hermanas.
¿ Y tú, has tenido que aguantar este ” tú tienes más” o tienes algún otro comentario por el estilo para compartir?

Día de la mujer ( trabajadora) 

IMG_4235-0

Hoy es el día de la mujer, o el día de la mujer trabajadora, como lo queráis llamar, para mí ambos conceptos implican lo mismo: no concibo una mujer que no trabaje desde que se levanta hasta que se acuesta (aunque tampoco concibo a un hombre, a ninguna persona , pero hoy mi reflexión se centrará en las mujeres) 

Soy una mujer privilegiada y así me suelo sentir en la mayoría de las ocasiones:

– tuve la suerte de tener y crecer en una familia, con una niñez en la que nunca me faltaron comida, ni cuidados o atenciones por parte de mis padres, y nunca sentí discriminación por cuestión de mi sexo en juegos o actividades en las que participaba con mis amigos o primos a edades tempranas

– tuve la opción de estudiar, y de cursar los estudios universitarios que quería, con mucho trabajo y esfuerzo, pero también gracias a unos padres que siempre confiaron en mí y lo veían como lo más natural de la vida, pese a no haber tenido ellos la oportunidad de tener estudios universitarios. Y tampoco durante esos años de estudios me sentí discriminada por mi género.

– tuve la opción de incorporarme a un mercado de trabajo bastante masculino y de desarrollar una carrera en la que parecía tener las mismas posibilidades que mis compañeros hombres (hasta el momento en que decidí formar una familia y mi esquema de valores se transformó y me di cuenta de que “sólo parecía” salvo si dejaba mis valores aparcados, pero hoy no hablaremos de esto)

– tuve la opción de encontrar pareja y formar una vida en común de modo libre, sin tener que renunciar a nuestras individualidades, pero teniendo en cuenta siempre al otro como parte del día a día y de este proyecto vital

– tuve la opción de tener hijos y la madre naturaleza y mi querida pareja me permitieron una vez más cumplir mis sueños y darme tres soles que son una parte muy importante del sentido de mi existir

 

Tuve opciones, y espero seguir teniéndolas y deseo que todas las mujeres las tengamos, deseo que mis hijas las tengan, pero me duele saber que hay tantas mujeres que no las tienen, ni las tendrán, y es por ello por lo que creo que debemos reivindicar la importancia de la mujer en este mundo y en todas las sociedades.

Porque a día de hoy y pese a tanta globalización y tanto desarrollo industrial y tecnológico como existe:

– hay tantas niñas ( futuras mujeres) que NO han tenido la suerte de nacer en una familia que se las quiera y las valore, y que sólo son vistas como mano de obra barata o posible vía para que su familia mejore de posición por matrimonios impuestos …

– hay tantas niñas ( futuras mujeres) que NUNCA tendrán opción a una educación mínima que las permita aprender a leer, escribir, hablar correctamente; aprender que pueden pensar por sí mismas y decidir, a sentirse dueñas de ellas mismas y a sacar fuerzas para revelarse contra lo que las rodea, aprender que son libres y no pertenecen a nada ni a nadie… 

– hay tantas niñas ( futuras mujeres) que NUNCA podrán elegir donde, como o para quién y por cuanto trabajarán; muchas que ni si quiera llegarán a plantearse en su vida qué quieren o no hacer porque todo les vendrá impuesto por su origen…

– hay tantas niñas ( futuras mujeres) que encontrarán una pareja que no les valore, ni les respete, ni las tengan en consideración. Entrarán en relaciones muy tóxicas para ellas y no verán como salir de ellas y no sabrán ni siquiera que hay colectivos que pueden ayudarlas, y en ocasiones no encontrarán ni en su familia ni círculos de amistades ese apoyo para dejar atrás esas relaciones.

– hay tantas niñas ( futuras mujeres) que NUNCA se plantearán que, tanto ellas  sus hijos, se merecen y pueden luchar por tener una vida en la que ellas sean las protagonistas y en las que disfruten de los mismos derechos y posibilidades que sus padres, parejas masculinas, hermanos, amigos…
 
Por todo lo anterior, y todo lo que no se llega a plasmar en un post:

Sigamos trabajando y reivindicando este día, y el resto de los días, para que todas las personas tengan las mismas opciones y sigamos educando a nuestras niñas y a nuestros niños para que la igualdad de derechos y oportunidades en todos los ámbitos de nuestras vidas sea un derecho inalienable, con independencia de nuestro género, raza o credo.

 

Hay días de … caer y levantar

Hay días

Hay días que parece que llevas el control de tu vida.

Hay días que amaneces y te acuerdas de dar gracias por existir, por vivir, por tener la suerte de amanecer junto a los que quieres, por su salud, por la tuya, .. en fin das las gracias por vivir. (más…)

Las otras jaulas ( o pequeñas sombras de mi maternidad)

La maternidad trajo para mí una nueva forma de ver la vida. Es algo que quienes me conocen lo saben. 

Nunca fui especialmente niñera, con independencia de que ver un bebé siempre me hiciese aflorar preciosos sentimientos, es cierto que nunca he tenido el deseo loco de ponerme a jugar con mis primos pequeños en el parque o con los hermanos pequeños de mis amigos. Es más recuerdo que cuando conocí a mi sobrina pequeña, que apenas tenía dos años, pensaba que menos mal que, quien por entonces mi novio, era divertido y jugaba con ella porque vamos, conmigo la niña se habría aburrido y es más, yo me habría aburrido con ella. (Pero tranquilos, que a día de hoy tengo una relación preciosa con ella, y que me ayuda a plantearme posiciones y reacciones  como madre)

Bueno tras esta confesión que deja muy claro en qué grupo de mi vida estás, o mejor dicho el momento en que entraste en ella, pre o post maternal , he de decir, que la maternidad me ablandó, endulzó y enterneció. Pero también me vulnerabilizó.

  
Desde el momento en que supe que iba a ser madre, hasta el día de hoy, después de trece años y algunos meses, es impresionante lo mucho que sus dolores, sus alegrías, sus llantos, sus sonrisas, sus miedos, sus ilusiones y sus preocupaciones empezaron a ser parte de mí. 

Y aunque todo lo que les hace sentirse felices y risueñas es una gozada vivirlo desde esta parcela de madre, todo lo que está en el lado “oscuro”, me hace sentir lo contrario, y en ocasiones me preocupa no saber gestionarlo. 

Soy consciente de que tendrán sus primeros desengaños con sus supuestas amigas, con sus medias naranjas o lo que crean que son sus parejas de por vida, con ese trabajo o proyecto al que le echarán muchas horas, por el que sacrificarán su tiempo y el de otros y que no tendrá el exitoso resultado que esperaba… 

Y tras estas experiencias pensarán que nunca tendrán una amiga de verdad, una relación estable y sana, y/o un trabajo que las llene … 

Pero espero que con el tiempo, que será más o menos según cada una de ellas y la etapa vital que estén, saldrán adelante, y encontrarán esa amistad que ya pensaban que no existía, a esa media naranja sin exprimir y/o ese trabajo que las llenará y hará sentir felices y plenas… La cuestión es, podré ser capaz de saber , o intuir, que están pasando por eso y mantenerme al margen si ellas no me piden lo contrario?

Relatos : Sensaciones de adolescente I

Cerró los ojos.

Podía escuchar en su cabeza aún la conversación de la noche anterior.

Esos nervios, esas inseguridades, ese miedo ante lo desconocido…

Trató de recordar cómo se había sentido ella casi treinta años antes. Tenía tan enterradas esas sensaciones que no conseguía volver a ellas para tratar de aconsejar y aplacar aquella pequeña angustia que su pequeña le transmitía.

Volvió a abrir los ojos. Se miró en el espejo. Encontró la mirada de aquella chica de trece años madurada por la experiencia de algunos años sobre sus hombros, que se había traducido en pequeñas marcas de expresión ; pero acaso aún no la acompañaban algunas de aquellas sensaciones en su día a día actual?

1 2 3 17