Reflexiones sobre Conciliación, Responsabilidad y Corresponsabilidad I

Hay etapas en las que parece que un tema no deja de dar vueltas en tu cabeza y te parece lo más importante del momento. Te descubres a lo largo del día dándole vueltas una y otra vez para ver cómo enfocarlo, plasmarlo, gestionarlo.

Esta última temporada parece que el tema de la conciliación es el que no me abandona. Aunque el asunto empezó ya a gestarse hace muchos meses en mi vida personal ( a raíz de tener a mi segunda peque) ha sido hace unas semanas, bueno, ya más de un mes, cuando unas mamis blogueras se han lanzado a una cruzada más real y global.

Y es en estos momentos en los que me planteo lo complejo que es el asunto. Y lo importante que es para unos y lo poco trascendental que es para otros. Y no entiendo el por qué.

Hemos entrado en una rueda en esta sociedad que vivimos en que parece que aceptamos las cosas tal y como son porque son así y no pueden ser de otra forma. Y eso no es verdad. No podemos afrontar vivir de este modo porque eso no es vivir sino dejarse llevar. Es cierto, que hacer cosas diferentes a la mayoría no siempre se ve bien y no siempre nos gusta ser distintos. Pero en un momento dado hay que decidir la vida que se quiere llevar aunque cueste esfuerzo y sacrificio cambiarla, pero es que con dos grandes palabras hemos topado: esfuerzo y sacrificio.

Son muchos los ejemplos que se me vienen a la cabeza, pero no quiero parecer irrespetuosa con la forma de vivir de la gente, aunque no la comparta.

Yo creo y confío en que la conciliación es parte de la solución para poder vivir mejor con nosotros mismos y nuestras familias. También creo que en muchas empresas se está utilizando ya aunque quizás con otros términos o no reconocida como tal pero existen ciertas facilidades a determinadas personas dentro de las diferentes empresas.

Pero también es cierto que la conciliación debe ir ligada a una responsabilidad de cada uno de nosotros con nuestra vida personal, familiar y laboral.

Creo que sirve de poco luchar por una conciliación a nivel social, si de puertas para adentro de cada casa no existe un reparto de responsabilidades y tareas respecto al día a día de casa, hijos, familia.

Conozco demasiados casos de mujeres con jornadas reducidas que se encargan de casi todas las tareas de su casa, compra, deberes de los hijos, baños, cenas, médicos de los hijos, llantos nocturnos, etc porque por eso trabajan menos horas… menos horas remuneradas pero nada más!  luego les toca llevar sobre sus hombros el peso de un hogar. Y al hablar con ellas, no es fácil hacerles ver que la familia es cosa de dos si convives en pareja y que salvo amamantar a un hijo el resto de tareas son 100% repartibles y no hay ningún gen que nos haga más hábiles que a nuestra pareja para hacerlas nosotras.

Es entonces cuando pienso que la conciliación sin un cambio de mentalidad como individuos, entendiendo y aceptando cuáles son nuestras responsabilidades para con esta sociedad y para con nuestra familia está un poquito más lejos de lo que nos gustaría que estuviese.

No obstante, dicho lo anterior, hay que luchar por conseguir una conciliación real tanto dentro como fuera del hogar por lo que no debemos olvidar el trabajo que está realizando http://www.conciliacionrealya.org/home

7 Comentarios en Reflexiones sobre Conciliación, Responsabilidad y Corresponsabilidad I

  1. d3ry4
    14 noviembre, 2011 at 11:24 (8 años ago)

    Buenísima reflexión. Desde aquí mi total apoyo a la causa.

    Responder
  2. Ángeles Briñón
    14 noviembre, 2011 at 12:38 (8 años ago)

    Comparto tu reflexión. La conciliación sin un cambio de mentalidad, sin una responsabilidad compartida, sin corresponsabilidad, puede llevar a que las mujeres trabajar el doble, la tan comentada doble jornada laboral.

    Es muy importante insistir en que la conciliación, en la parte que se refiere a la familia, debe ser asumida por mujeres y hombres, de lo contrario podríamos avanzar en flexibilidad horaria, en algunas otras ventajas, pero las mujeres podemos ser, de nuevo, las grandes perjudicada, conciliación real, sí, pero para todas y todos.

    Saludos

    Ángeles

    http://brizas.wordpress.com/

    Responder
    • Madespymas
      14 noviembre, 2011 at 13:08 (8 años ago)

      Muchas gracias Ángeles por el comentario. Todo un honor.

      Responder
  3. Montse Tonda
    14 noviembre, 2011 at 15:28 (8 años ago)

    Completamene de acuerdo contigo, ese granito de arena que todos debemos aportar es imprescindible para conseguir un cambio real en nuestras vidas, de poco sirve si se asume desde un aspecto de nuestra vida, el laboral,pero no desde el propio hogar.Y esa es labor de todos nosotros,aunque que duda cabe que si hubiesen mayores apuestas en educación y en regulación laboral ese cambio sería mucho más factible.

    Los cambios de todas maneras,no se producen hasta que se inicían desde dentro de nosotros mismos

    .

    Responder
    • Madespymas
      14 noviembre, 2011 at 16:24 (8 años ago)

      Pues a trabajar por esos cambios como bien dices, pero sin olvidar que tenemos parte en el problema y por tanto en la solución. Un placer, encantada Montse!

      Responder
  4. Virgini@
    15 noviembre, 2011 at 10:09 (8 años ago)

    Fuerza, lo conseguiremos !!!

    Responder

Responder a Ángeles Briñón Cancelar respuesta