La luz de la ilusión (sofá, luz, castillo)

Mucho tiempo atrás, allá en el mundo que todo es posible y creíble, vivía un pequeño duende que se pasaba los días observando desde el sofá de su casa un enorme castillo del que siempre emanaba un haz de luz que le tenía fascinado.

Había querido acercarse a averiguar a qué se debía esa luz muchas veces pero siempre se encontraba con algún tipo de miedo interior que le impedía llevar a cabo su misión.

Una mañana, mientras estaba tumbado en su sofá mirando la luz que provenía del castillo, llamó a la puerta de su casa un gnomo de tierras lejanas y le preguntó por el castillo de las luces mágicas.

Estaba buscándolo para meter un poco de esa luz en su zurrón, pues era la luz de la ilusión, que años atrás un hada allí dejó, para que el que la necesitase se acercase y un poco tomase.

image

Fuente imagen:

http://sloyu.com/blog/wp-content/uploads/2012/07/luz.jpg

6 Comentarios en La luz de la ilusión (sofá, luz, castillo)

  1. mcbeal0107
    2 septiembre, 2012 at 17:25 (7 años ago)

    que bonito!!! la luz de la ilusión… ¿quien no tiene una ilusión siempre iluminada en su interior…?
    Muy buen relato
    BESOS BICHEJOS PRECIOSA

    Responder
  2. Alícia Corral
    2 septiembre, 2012 at 19:14 (7 años ago)

    Yo quiero un poco de luz de ilusión. Me encanta el texto.

    Responder

Responder