Abierto por vacaciones : Los nervios del cierre y comienzo de curso

Parece que era ayer, ese último día de clase.

Parece que no hace nada de esos días de junio.

Recuerdo los nervios de la noche anterior a las notas. Nervios tontos. Lo hecho, hecho estaba. Poco se podía cambiar. Y aun así una vuelta tras otra de un lado a otro de la cama.

Años después la historia se repite.

El boletín de notas no es el mío, sino el suyo. Los nervios no son los míos sino los suyos. Pero las vueltas en la cama no son las mías ni las suyas, sino las nuestras.

Es fácil sonreír al pensar en la escena. Lo curioso, es que dentro de unas semanas, la situación se repetirá. Porque si el final de curso nos pone nerviosos por lo que supone, ¿cuánto más no tiene de inquietante el nuevo curso ? ¿ qué nos traerá el futuro en los siguientes nueve meses de madrugones, descubrimientos, exámenes, risas, juegos, …?

Y de nuevo los nervios serán los suyos y los míos, los miedos serán los suyos y los míos, y los retos una vez más serán los suyos y los míos.

No puedo evitar sonreír, y pensar que agradezco los nervios vividos y que viviré a su lado porque: ¡ Qué suerte verlos crecer!

¿ Y tú, compartes nervios?

20130821-001027.jpg

3 Comentarios en Abierto por vacaciones : Los nervios del cierre y comienzo de curso

  1. AquiCabeDeTodo
    21 agosto, 2013 at 00:27 (6 años ago)

    Yo recuerdo las ganas con las que empezaba el curso. Los buenos propósitos de estudiar y llevar todo al día. Antes del Pilar todo se quedaba en eso, en propósitos.

    Responder
  2. Marta
    2 septiembre, 2013 at 10:37 (6 años ago)

    Si, claro, después del desmadre de la enana estos meses, y la semana que nos espera antes de clases… No sé como empezará. Ella está deseando volver, pero también quiere seguir de vacaciones… Dificil, no?

    Responder
    • Madespymas - Madre , Esposa y Más
      2 septiembre, 2013 at 17:51 (6 años ago)

      Si es que queremos todo desde pequeñicos! O acaso los mayores no deseamos por un lado unas vacaciones eternas y por otro una agradable rutina?

      Responder

Responder