octubre 2012 archive

Mujer, madre, yo : tal día como hoy

Tal día como hoy algunos años atrás mi llegada tuvo lugar.

Ahora, cuando el reloj me hace decir adiós a este año recién gastado, y al segundo siguiente  decirle hola al recién estrenado, me pongo a hacer balance de todo lo que los últimos meses me han traído y me han quitado.

Es cerrar los ojos y pensar en todo lo que me ha dado. Una nueva princesa… el ver crecer a mis otras dos, como dos soles grandes e independientes,  y seguir haciéndome mayor junto a mi príncipe, el gran Santo.

Fuera de nuestro núcleo, la familia ha seguido creciendo, y no hemos tenido bajas, que es de agradecer.

¿ Y las amistades? También han crecido. Ha sido un año fructífero en el mundo 1.0 y en el 2.0.

En el 1.0 se han conservado y también afianzado relaciones de esas que sabes que pase lo que pase van a estar ahí. Espero seguir trabajando para conservarlas. Y lo mejor de lo mejor: echar la vista atrás y comprobar que algunas llevan ya muchos años a mi lado.

En el 2.0 la historia está siendo intensa. Esto es casi como un gran hermano de  lo rápido que se vive todo. He tenido suerte por ahora. Es cierto que soy cautelosa. Hay personas que estoy seguro que han llegado para quedarse:  El vértigo de apostar en la distancia es grande pero poniendo el corazón en las relaciones, ¿ por qué han de fallar? Recuerdo especial para mis imperfectas y para el proyecto de CRYA.

Sobre lo que me han quitado estos doce meses… ( eso me lo quedo yo…)

Pero bueno, tal día como hoy todo fue empezar, y tal día como hoy,  hay que continuar!

Gracias a todos por estar ahí!

Fuente Imagen: https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQHqNs1XKjxJIZB09Gc3Ja1futwVMRqav4S1K7JmXQL1nbQbO79eWwGWw

#150palabras Un regalo para el relax (bacalao, chimpancé, bolas chinas)

Salió corriendo del colegio.

Era el día, quería empezar sus sesiones de relajación. Su marido había quedado en regalarle unas esferas chinas, con su bonito tono relajante al moverse, al chocar.

Sonrió al recordar la cara de los alumnos al descubrir la mirada de aquél chimpancé en el libro de conocimiento del medio. “Profe, parece tan humano. ¿Usted cree que tienen sentimientos como los nuestros?”

No había podido quitarse esos pensamientos mientras  disfrutaba de un rico bacalao rebozado en el comedor del centro a mediodía.

Al llegar a casa, recordó la conversación de días atrás: “Necesito tener unos minutos de relax al día para meditar y encontrarme conmigo misma”, junto con la mirada de su marido y su sonrisa.

Llegó al dormitorio. Sobre la almohada tenía un pequeño paquete envuelto. Lo abrió nerviosa y se encontró un par de bolas chinas. ¿Así era cómo quería su marido que se relajase?

————————————————————————————————————————————-

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.


 

1. monica Lady pink 3. Mamá es bloguera
2. Mamamedusi 4. Madespymas Dandocolo

Mujer : Cuesta aceptar y vivir lo inaceptable

Cuando una amiga te llama y te comunica que la han puesto mala cara por querer cogerse las 16 semanas de baja maternal, y que se está planteando renunciar a parte de la misma para que no haya represalias indirectas, piensas que no hay derecho. Que ella tiene que poder elegir.  Cuando la ves disfrutando de esas 16 semanas no eres consciente de su lucha interior. Sólo ves que está con su bebé en su casa. Pero no ves dónde está su cabeza en ese tiempo.

Cuando unos meses después decide cogerse la reducción de jornada para verse un poco salvaguardada y protegida, de las posibles represalias, por haberse cogido las 16 semanas, no puedes dejar de avisarla que una reducción de jornada sin reducción de responsabilidades sólo lleva consigo una reducción de sueldo y una peor calidad de vida. Hará las mismas horas de antes para hacer el trabajo pero cobrando menos. Te cabrea, ¿por qué tiene que tratar de proteger un puesto de trabajo cuando su calidad como profesional es buena?

Si a las pocas semanas la llamada es para decirte “me han despedido. Sí sé que es nulo, pero no me voy a quedar a trabajar donde no me quieren. Sabíamos que esto podía acabar así..” En ese momento la rabia te inunda. Piensas en los años que ha pasado trabajando horas y horas por crear un departamento. Viajes entre semana, fines de semana… reporting en fechas sagradas como un día de Reyes…

Y de pronto, poco a poco, parece que eso que le pasaba al de enfrente, a una amiga, lo vives muy de cerca.

Y de pronto, poco a poco, una pequeña gran angustia te va inundando.

Y de pronto, poco a poco, empiezas a plantearte todo lo que has sacrificado.

Y de pronto, poco a poco, te das cuenta que hay ciertas cosas para las que no estás preparado aunque a través de otros lo hayas ya pasado.

Y de pronto, poco a poco, cuando los que te rodean te dicen que no te preocupes, que pase lo que pase no será por ti, que tú vales un montón, te acuerdas de tu amiga… de esas frases que le decías, de esa angustia que la consumía y tú destruías… y piensas en los malos ratos que pasó, en lo sola que se encontró…

¡ Qué diferentes se ven las cosas cuando las vive el de enfrente!

¡ Qué sencillo dar consejos cuando no eres tú el que está pasando por una situación!

¡ Qué difícil es poder pensar con claridad cuando eres consciente de no controlar toda tu realidad!

Va por ti. Va por mí.

Fuente Imagen:https://encrypted-tbn1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcS-HVHwsq-JScuoIdIUwukMXL-9XJ351JYDxroqhYrqv6JLGEBDCw

 

Mujer : Sentirme así

Blanco o negro. Bueno o malo. Alegre o triste. Alto o bajo. No siempre los extremos están bien, y lo que es más importante, no siempre los extremos nos hacen sentir bien.

Me siento aquí con un pequeño gran pesar junto con una pequeña gran alegría.

Ha sido un día duro. Ha sido un día especial. Ha sido un día rutinario. Ha sido un día diferente…

Sí, no estoy loca. Sí, no miento. Mi día ha sido todo eso, y más.

He tenido momentos de euforia, de cabreo, de angustia … pero también los he tenido de nervios, de emoción, de alegría, de felicidad…

Y soy consciente de que esta alegría que me recorre ahora mismo es efímera. Pero mientras la disfruto me hace sentir tan bien.

Me he asomado un momento al mundo 2.0 y he visto que hay quiénes en este momento mío de alegría no se sienten así. Y entonces vuelvo a poner  los pies en el suelo. Mundo 1.0. Mundo 2.0. ¿ Qué más da? Al fin y al cabo, son mundos y ya está.

Ahora que yo tengo esta sonrisa hay quien se siente en este mismo instante solo, aislado, diferente, fuera de lugar… y cierro los ojos, y me niego a recordar que, en algún momento, en el día de hoy, yo también me he sentido así, y he pensado que sería difícil sentirme  feliz.. Pero ya veis. Aquí estoy. Por un rato voy a disfrutar de sentirme así.

Fuente Imagen: http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRc1JYaOh4sGXEUd3v4aYADZDKkgwXIBdXs_5wYFfPYS-Iqb5_icQ

Madre y Mujer : Buen comienzo de semana

Con las dos manos tecleando y una pequeña acurrucada en el regazo trato de pensar en cómo planificar la semana.

A nivel laboral se presenta nueva. Con demasiadas novedades que me quiero tratar de tomar del modo más positivo posible.

A nivel familiar con examen de la mayor el viernes, reunión de delegados de padres el martes…

A nivel personal con huelga de transporte público el lunes lo que me hará ir a mata caballo todo el día, y ya veremos si no me toca volver en taxi y hacer el día redondo.

Vamos, que es mirar el reloj y entrarme unos escalofríos.

Y pienso en la palabrita conciliación. Porque mira que me ha permitido conocer a buenísimas personas. Enterarme de nuevos proyectos. Empaparme de nuevas ilusiones.

Pero, ¿cómo concilio yo todo lo anterior? Porque por mucha flexibilidad, si llego tarde a trabajar, salgo después o me toca trabajar más por la noche… pero claro si la peque tiene hambre ahí tengo que estar, y entonces a dormir más tarde… Por otro lado, veo que en el cole esto de conciliar como que ni se piensa, porque si hay una reunión de delegados de padres a las 17,15 qué hago con las niñas si mi Santo aún no ha salido, porque la mayoría de trabajos no permiten estar fuera a las 17,00 entre semana.

Venga, vale, que yo puedo con esto y más. Que si tecleo de esta guisa y a estas horas es porque valgo un montón…

Y a todo esto, que no quería acabar sin decir que pese a lo anterior, hasta estoy contenta, porque mira tú que después de haber estado el fin de semana entre vómitos y demás parece que lo acabamos sin fiebres y sin expulsiones varias…

Pues nada,  buen comienzo de semana tengan ustedes…

Fuente Imagen: http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQWss7l30EFLOwKuOgg0W02Tr69dyU5EOxPds6xdYT4r9jAKWMU

 

 

1 2 3