mayo 2011 archive

Sueños ¿ Dónde quedan nuestros sueños ?

Porque la vida es sueño

¿Cuándo aceptar que es posible que ya no cumplamos todos nuestros sueños? ¿El día que sopesamos si ya hemos pasado un tercio de nuestra  vida o más de la mitad? ¿El día que nos damos cuenta de que a nuestra edad nuestros padres nos parecían muy mayores?

¿Por qué tengo la sensación de que cada vez me acuerdo de, o tengo, menos sueños?

¿Será porque he logrado ya (más…)

Reflexión I: Cómo vivimos

Por lo general, mirando alrededor, considero que soy relativamente normal, aunque imagino que lo complicado es definir qué es o no normal en nuestra sociedad en estos días.

Siempre he pensado que lo importante es ser libres, ser consecuentes con  nuestros valores y actuaciones. Pensaba, y pienso : “no hagas lo que no te gustaría que te hiciesen”.  Y así, en el día a día, trato de ponerme muchas veces en el lugar del otro, y de emitir opiniones, valoraciones, considerando en cómo el otro puede tomarse las cosas ( aunque es cierto que en ocasiones eso me lleva a no decir todo lo que me gustaría decir, y quizás éste sea un fallo por mi parte).

Es importante el respeto. Es importante la educación,  el opinar y/o hablar manteniendo siempre las formas correctas.

Pero parece que en esta sociedad que vivimos, no siempre esto es posible.

 – Vivimos rodeados de mucha intolerancia. Y muchas veces estigmatizamos a los que no piensan y/o actuan como nosotros lo hacemos, o como creemos que pensaríamos y/o actuaríamos en determinadas circunstancias.

– Vivimos reivindicando derechos en todo momento, pero olvidando obligaciones o deberes como miembros de esta sociedad en los diferentes grupos en que nos movemos ( familia, amigos, trabajo, colegio, …)

– Vivimos alzando la voz y anteponiendo muchas veces la fuerza a la razón. Imponiendo el miedo para callar voces e ideas diferentes.

Aquí queda mi reflexión de hoy.

Madre : Mamá, tengo miedo

Es desgarrador oir un grito. Más si es en la noche. Y aún más si procede de tu hij@.

Hace unas semanas que los terrores nos acompañan, o le acompañan. Esa angustia en sus ojos, esas pupilas dilatadas, y esa histeria que busca unas palabras mágicas de consuelo, una caricia, un truco para pasar el mal rato.

Y al ver esa mirada recuerdo cuando yo era pequeña y también tenía pensamientos angustiosos al acostarme, algunos soñando pero otros aún despierta… qué complicado que era volverme a tranquilizar cuando no dejaban de aparecer en mi cabeza mil y una situaciones adversas: y si mamá mañana no está aquí, y si papá no vuelve de trabajar, y si… y si…

Siendo adulta, no puedo evitar también tener miedo en ocasiones, sentir esa angustia de nuevo a que le pase algo a mis peques, a mi Santo., a ,la gente que quiero, que necesito,,, La diferencia es que ahora sé que esos miedos son inherentes a cada persona y  que por desgracia ese miedo no puede más que vencerlo uno mismo, aunque a veces sea duro, por no decir imposible, llegar a ello.

Pese a todo, cada vez que ocurre un episodio de miedo en casa, al alcanzar la calma, sólo pienso; Duerme cariño, dulces sueños... y me acuesto triste al saber que han pasado un momento desagradable y por otro lado alegre al haber sido capaz de darles consuelo.

Una semana que acaba y otra que empieza

Menudo fin de semana.

Parece que hace mucho tiempo desde que el viernes tarde llegó.

He tenido un fin de semana denso, con la sensación de cambiar de aire oxigenarme durante el mismo en varias ocasiones.

Empecé acudiendo el viernes tarde a un masaje con esencia de naranja, y tras él,  momento merienda-charla-confidencias con una amiga.

El sábado encuentro con antiguos amigos, hijos incluídos, e intercambio de experiencias, incertidumbres, logros. Es en esos momentos cuando hablas con papis y no papis que te das cuenta de que no estás solo con las inseguridades y dudas que nos rodean en el día a día de padres, trabajadores, hijos, hermanos…

Y el domingo, sol, parque, deberes, cocina ( para hoy, para mañana y para el resto de la semana … hoy he querido tratar de anticipar alguna cosa porque la semana se presenta atareada)

Y entre todos esos momentos he empezado a hacer pequeñas incursiones en el mundo del Twitter, que por ahora me parece complicado, y he descubierto algunos sitios interesantes  de recetas, como el de “cocina.es”  http://www.cocina.es con sus sugerencias de mousse de café para una tranquila sobremesa,  y el de “unodededos” , http://www.unodedos.com

También he descubierto los de baballa, http://www.baballa.com/. Una mamá trabajadora tratando de estar al día de todo y con un particular modo de ver la vida y de compartirlo y el de “comonoserunadramama”, http://www.comonoserunadramamama.com/ con tantras frases oídas años atrás…

El vals lento de las tortugas

Esta semana he terminado de leer ” El vals lento de las tortugas” de Katherine Pancol.

Este libro es la segunda parte de “Los ojos amarillos de los cocodrilos”, y aunque también podría leerse de modo individual creo que se perdería el entender muchos matices de los personajes principales.

Me ha gustado aunque es cierto que hay ciertos momentos de desasosiego, de desesperanza, y otros de bastante irrealidad. Pero me gusta porque me quedo con todos los de humor, esperanza y sobre todo con los de amor (ya sea maternal, fraternal o sentimental).

1 2